Memoriabcn

Barrios de Barcelona: Historia del s. XX

Sants-Montjuïc

SITIOS DE LA RUTA


El Refugio 307, situado en el barrio del Poble Sec, fue construido por los vecinos para protegerse de los bombardeos de la aviación franquista y de sus aliados italianos y alemanes, que atacaron Barcelona a partir del mes de febrero de 1937. Actualmente, el refugio se encuentra en perfecto estado de conservación y se hacen visitas guiadas.

El Refugio 307 es uno de los más grandes que se construyeron en la ciudad durante la Guerra Civil española (1936-1939), se calcula que se excavaron más de 1.400. Su nombre responde al número de expediente que recibió de la Junta de Defensa Pasiva de Barcelona. Su construcción, que según el plano del proyecto se realizó en 1937, fue posible gracias al trabajo realizado por los vecinos y vecinas, entre ellos los niños que una vez finalizada la jornada escolar colaboraban en la excavación. El refugio tenía una capacidad para 2.000 personas que se repartían a lo largo de unos 200 metros de túneles de bóveda catalana de 2,10 m. de altura y entre 1,5 m. y 2 m. de anchura, en gran parte revestidos con ladrillos en las paredes y pintado con cal blanca para aliviar los efectos claustrofóbicos del subsuelo. Había tres puertas de acceso para facilitar la entrada desde las calles de los alrededores y asegurar su salida en caso de obstrucción de alguna de las entradas. Para evitar los efectos devastadores de las explosiones, los túneles de acceso tenían forma de zigzag. En la zona central se encontraban varias instalaciones básicas como una enfermería y una fuente, así como dos inodoros y numerosos bancos de madera fijados a las paredes. Destacaba también un grupo electrógeno para iluminar el refugio durante los apagones, sistema más seguro que los faroles de petróleo. En las paredes había numerosos letreros informativos con las normas de comportamiento durante la estancia en el refugio.

Aunque el Refugio 307 se consideraba como uno de los más seguros por estar excavado en la falda de la montaña de Montjuïc, la noche del 17 de marzo de 1938 una bomba que cayó cerca del refugio provocó un movimiento de tierras y el derrumbe de una parte del mismo, causando la muerte de dos niños.

El Refugio 307 fue inaugurado como espacio visitable el 1 de abril de 2007 y hoy está gestionado por el Museo de Historia de Barcelona (MUHBA), que adecuó el espacio para mostrar el horror de los bombardeos y al mismo tiempo hacer un reconocimiento público a las personas que vivieron bajo las bombas. Más información en la web del MUHBA.

Localización: Calle Nou de la Rambla, 169 || Coordenadas: (LAT, LONG): 41.371999809, 2.166956946

  • Periodos:
  • II República
  • Guerra Civil
  • Dictadura
  • Transición
Memoriabcn