Memoriabcn

Barrios de Barcelona: Historia del s. XX

Sants-Montjuïc

SITIOS DE LA RUTA


El 19 de julio de 1936 estaba previsto inaugurar la Olimpiada Popular en este estadio pero se tuvo que suspender debido al levantamiento militar fascista. Barcelona había decidido organizar su propia Olimpiada, con participación de varios países, para contrarrestar los Juegos Olímpicos de Berlín que Hitler utilizó como altavoz de la propaganda nazi.

En 1931 Barcelona y Berlín se disputaron la organización de los Juegos Olímpicos del año 1936, pero la proclamación de la Segunda República española y las noticias sobre disturbios en todo el país no ofrecieron suficientes garantías a los miembros del Comité Olímpico Internacional ( COI) que escogieron Berlín, ciudad que en 1933 se convirtió en la capital del Tercer Reich con el ascenso al poder del partido nazi. Por este motivo, Barcelona organizó una Olimpiada Popular -un evento creado en 1921 con el impulso de las clases obreras- como alternativa a los Juegos de Berlín. El objetivo era difundir los valores de hermanamiento entre los pueblos mediante la práctica del deporte, con un claro carácter antifascista e interclasista. Esta Olimpiada recibió la financiación de la Generalitat de Cataluña, del gobierno español, del gobierno francés así como el apoyo de numerosas entidades deportivas, culturales y sociales catalanas.

El 19 de julio de 1936 en el estadio de Montjuïc -proyectado por el arquitecto Pere Domènech por la Exposición Internacional de 1929- estaba todo a punto para la inauguración de la Olimpiada Popular, pero el estallido de la rebelión militar en contra de la República ese mismo día impidió la celebración del evento. Con la nueva situación, alrededor de 200 atletas, agradecidos por la buena acogida que habían percibido de la ciudadanía, ofrecieron a las autoridades su apoyo para defender a la República hasta el punto de incorporarse a las milicias ciudadanas y alistarse a las columnas que marchaban hacia el frente de Aragón. Fueron los primeros combatientes extranjeros, antes de la creación de las Brigadas Internacionales.

Durante la Guerra Civil, el estadio de Montjuïc fue utilizado por el Comité Central de Ayuda a los Refugiados como centro de acogida de personas que huían de la represión fascista en aquellas zonas que el golpe de Estado militar había triunfado. Ya durante el franquismo, el estadio fue muy poco usado, con alguna excepción, como en los Juegos del Mediterráneo de 1955. En la década de 1970 se quería derribar pero las presiones ciudadanas el salvaron. Con la celebración en Barcelona de los Juegos Olímpicos de 1992 fue completamente reformado manteniendo las fachadas del 1929. Desde el año 2001 lleva el nombre de Estadio Olímpico Lluís Companys, quien fue presidente de la Generalitat y fusilado por el régimen franquista.

Localización: Avenida de lEstadi, s/n || Coordenadas: (LAT, LONG): 41.365955265, 2.155758896

  • Periodos:
  • II República
  • Guerra Civil
  • Dictadura
  • Transición
Memoriabcn