Memoriabcn

Barrios de Barcelona: Historia del s. XX

Nou Barris

SITIOS DE LA RUTA


En este punto del barrio de la Prosperitat se encontraba la fábrica Harry Walker, que se convirtió en un símbolo de la lucha obrera contra el franquismo en la década de 1970. Sus trabajadores y trabajadoras protagonizaron una huelga de dos meses que provocó muestras de solidaridad del vecindario e incluso de trabajadores y trabajadoras de otros países.

Autoaccesoris Harry Walker, empresa británica dedicada a la fabricación de recambios para el automóvil, tenía fábricas en varios países. La fábrica de Barcelona se instaló en el paseo Valldaura en 1957 y a inicios de los 70 contaba con una plantilla de casi 500 personas.

Durante el mes de septiembre de 1970 se produjo un primer paro por parte de los trabajadores como consecuencia de las pésimas condiciones de salubridad en la fábrica. El resultado fue una sanción a un trabajador con dos meses de suspensión y cuarenta amonestaciones a otros compañeros. Los paros y reivindicaciones continuaron para reclamar la suspensión de todas las sanciones y un aumento salarial de 3.000 pesetas al mes. La empresa no demostró en ningún momento una actitud dialogante y mantuvo las represalias hasta que el 17 de diciembre la policía detuvo a nueve trabajadores cuando entraban a trabajar. Al día siguiente se despidió a cuatro obreros más y la policía entró en la fábrica con cinco coches, dos autocares y varias patrullas a caballo forzando a los obreros a salir de las instalaciones.

Llegado este punto, los trabajadores decidieron reunirse cada mañana en la puerta de la fábrica, mientras aumentaban las sanciones. La producción de la Harry Walker permaneció suspendida y el apoyo a la huelga se extendió tanto por Barcelona como por el extranjero, donde los trabajadores de las empresas vinculadas con la Harry Walker se hicieron eco.

Numerosos periódicos franceses e italianos publicaron información sobre la huelga en Barcelona, ​​y los trabajadores de la fábrica italiana en Turín declararon un boicot a todos los productos destinados a las fábricas de España. Sin embargo la represión continuó, y el 14 de enero fueron detenidos tres obreros más.

Los 14 trabajadores despedidos y los 253 suspendidos de empleo y sueldo presentaron una demanda y la Magistratura de Trabajo declaró los despidos improcedentes. A pesar de que las leyes franquistas no reconocían el derecho de huelga, el juez interpretó que la suspensión indefinida dictada por la empresa equivalía a un despido encubierto.

La huelga de la Harry Walker duró hasta el 15 de febrero de 1971 (62 días) y consiguió una mejora de 1.000 pesetas al mes y la supresión de los contratos eventuales. Constituyó un modelo de reivindicación obrera basado en formas de democracia directa, ya que los trabajadores, reunidos en asamblea, apostaron por movilizarse sin el apoyo directo de los partidos o sindicatos clandestinos.

A finales de los años 70 la empresa Harry Walker se trasladó a Polinyà. En 1975 la Asociación de Vecinos y Vecinas de la Prosperitat propuso que los terrenos de la fábrica se dedicaran a servicios sociales, y como resultado el espacio acoge en la actualidad el instituto de enseñanza secundaria Sant Andreu, el centro de enseñanza primaria Santiago Rusiñol, el polideportivo Valldaura y el centro de salud Rio de Janeiro, equipamientos que rodean una gran plaza que cuenta con una pérgola y una fuente ornamental.

Localización: Passeig de Valldaura, 249-259 || Coordenadas: (LAT, LONG): 41.441019000, 2.182081000

  • Periodos:
  • II República
  • Guerra Civil
  • Dictadura
  • Transición
Memoriabcn