Memoriabcn

Barrios de Barcelona: Historia del s. XX

Sant Martí

SITIOS DE LA RUTA


La zona dónde se construyó el recinto del Fórum de las Culturas, celebrado en 2004, había sido anteriormente el Campo de la Bota, un lugar utilizado durante la Guerra Civil y sobre todo durante la dictadura franquista como escenario de ejecuciones. Un espacio alejado del núcleo urbano para evitar que los curiosos pudieran presenciar los fusilamientos. Hoy en este punto de la ciudad se levanta el monumento "Fraternidad" y un muro memorial con los nombres de las personas que fueron asesinadas.

En el terreno del Campo de la Bota, situado entre los términos de Barcelona y de Sant Adrià de Besòs, el año 1858 se construyó un castillo para instalar allí una escuela de artilleros que funcionó hasta la Segunda República. A partir de 1925 esta zona de la ciudad se fue transformando en uno de los numerosos núcleos de barracas de Barcelona donde se instalaron inmigrantes que llegaban a la ciudad con la esperanza de encontrar trabajo y una vida mejor.

Iniciada la Guerra Civil española (1936-1939), el parapeto de entrenamiento del Campo de la Bota fue el lugar escogido por el gobierno de la República para fusilar allí a 44 militares que se habían revelado en con el golpe de Estado del 1936. Una vez terminada la guerra que el Campo de la Bota se convirtió en espacio emblemático de la represión franquista. Las nuevas autoridades utilizaron estos terrenos para llevar a cabo los numerosos fusilamientos de quienes eran sometidos a un consejo de guerra y sentenciados a muerte por rebelión militar, básicamente miembros de partidos políticos, de sindicatos y de organizaciones que habían dado apoyo a la República. Fuentes especializadas afirman que un total de 3.385 personas fueron ejecutadas en Cataluña después de la guerra, de las cuales cerca de 1.700 murieron en el Campo de la Bota. La mayor parte de los fusilamientos se llevaron a cabo entre 1939 y 1940.

Los condenados a muerte enteraban de su destino pocas horas antes de morir y eran trasladados en camión desde los diversos centros de detención en el Campo de la Bota. Una vez fusilados, eran llevados al cementerio de Montjuïc y enterrados en la fosa común del Fossar de la Pedrera. Antes, un médico del ejército certificaba la muerte con un documento donde normalmente ponía que la causa había sido una hemorragia interna, sin especificar qué la había causado. Con la celebración del Congreso Eucarístico Internacional en 1952 en Barcelona se puso fin a esta práctica en el Campo de la Bota, en un intento de limpiar la imagen del régimen.

En 1992 se instaló el monumento "Fraternitat" -obra de Miquel Navarro- en homenaje a las personas muertas en este lugar. Al pie hay una placa que en un primer momento estuvo dedicada a las víctimas de la Guerra Civil, aunque en 2004 la inscripción fue cambiada por otra dedicada a los fusilados entre 1936 y 1952, es decir, a las víctimas de la guerra y de la dictadura. En el año 2013 se instaló otra pequeña placa en memoria de los vecinos de Barcelona que durante años habitaron en chabolas en esta zona de la ciudad. Y en 2019, cerca de donde estaba el parapeto de fusilamiento, se inauguró un espacio memorial con los nombres de todas las personas fusiladas en el Camp de la Bota.

Localización: Plaza de la Fraternitat (recinto Fòrum) || Coordenadas: (LAT, LONG): 41.409574356, 2.221622466

  • Periodos:
  • II República
  • Guerra Civil
  • Dictadura
  • Transición
Memoriabcn