Memoriabcn

Barrios de Barcelona: Historia del s. XX

Sant Martí

SITIOS DE LA RUTA


El edificio que hoy alberga el centro comercial "Las Glorias" conserva la estructura de lo que fue la fábrica de máquinas de escribir Hispano Olivetti, cuyos trabajadores reclamaron en varias ocasiones una mejora de las condiciones laborales y salariales durante los años 50 y 60 del siglo XX. Estas protestas se enmarcaron en la ola reivindicativa del movimiento obrero, uno de los más beligerantes en contra del régimen franquista.

En 1940 la empresa Hispano Olivetti adquirió un solar en el número 866 de la Gran Via de les Corts Catalanes -entonces Avenida de José Antonio Primo de Rivera- para levantar un edificio de 2.700 m2. En 1963 la empresa ya ocupaba 32.000 m2 y contaba con 3.220 trabajadores, que siempre se mostraron muy activos en las reivindicaciones de mejora de las clases obreras.

El descontento obrero en la España franquista estalló a mediados de los años cincuenta cuando el régimen mantenía los salarios muy bajos y los precios del mercado eran cada vez más altos dada la apertura económica que promovió el gobierno. Tanto los trabajadores de la Hispano Olivetti como de otras empresas en Cataluña y España habían reivindicado una subida de salarios mediante diversas huelgas que siempre acababan con intervención policial, detenciones y despidos. Ante esta situación, en 1958 se aprobó la Ley de Convenios Colectivos que permitía a las empresas y los trabajadores negociar las condiciones laborales y retributivas, siempre con la participación de la Organización Sindical Española -el único sindicato legal en España durante el franquismo, también conocido como Sindicato Vertical- como representante de los trabajadores.

En abril de 1962 en las minas de Asturias se inició una huelga que fue fuertemente reprimida por la policía y que se expandió por todo el Estado español. En este contexto, el 16 de mayo de 1962 los trabajadores de la Hispano Olivetti iniciaron un paro para reivindicar un salario de 175 pesetas diarias y una negociación del convenio laboral vigente, firmado un año antes. Como resultado de la huelga, hubo numerosas detenciones y despidos y 3 días después los obreros volvieron al trabajo. El 25 de mayo se celebró una reunión entre trabajadores y empresa en la que se pactó la negociación de las reivindicaciones de los obreros y se denunció la connotación política -en contra del régimen- que había tenido la huelga.

Como resultado de estas movilizaciones, en septiembre de 1962 Franco promulgó la Ley de Conflictos Colectivos en la que se admitía la existencia de conflictividad obrera y se diferenciaba la huelga por motivos económicos de la hecha por motivos políticos, aunque ambas se consideraban ilegales. Además, el 17 de enero de 1963 se implantó un salario mínimo interprofesional. El caso de la Hispano Olivetti significó uno de los movimientos obreros reivindicativos más organizados de Barcelona y su plantilla tuvo una presencia muy importante en las reivindicaciones posteriores.

Localización: Gran Via de les Corts Catalanes, 866 || Coordenadas: (LAT, LONG): 41.405808133, 2.190118464

  • Periodos:
  • II República
  • Guerra Civil
  • Dictadura
  • Transición
Memoriabcn