Memoriabcn

Barrios de Barcelona: Historia del s. XX

Gòtic y Raval

SITIOS DE LA RUTA


El Palacio de la Generalitat de Cataluña, como sede del gobierno catalán, ha sido escenario de diversos hechos cruciales de la historia contemporánea del país. El 14 de abril de 1931 Francesc Macià proclamó desde el balcón del palacio la República Catalana. Años más tarde, durante el levantamiento militar del 19 de julio de 1936 que significó el inicio de la Guerra Civil española, el sublevado general Goded, tras ser detenido, fue conducido al Palacio de la Generalitat donde emitió un comunicado para la radio anunciando su rendición. Cuarenta años después, en el balcón del palacio se vivió uno de los episodios más recordados de la historia de Cataluña y que recogieron las cámaras de televisión: el regreso de Josep Tarradellas como presidente de la Generalitat restituida, que pronunció la histórica frase "Ciudadanos de Cataluña, ya estoy aquí ".

El 14 de abril de 1931, poco después de que Lluís Companys proclamase la República desde el balcón del Ayuntamiento, Francesc Macià, que tomó posesión del Gobierno de Cataluña, proclamó la República Catalana como Estado integrante de la Federación Ibérica. Con este gesto quería otorgar centralidad a la cuestión catalana apostando por un proceso de federalización de los territorios que integraban el Estado español. En consecuencia se iniciaron intensos contactos con el nuevo gobierno republicano español y el presidente provisional Niceto Alcalá Zamora. El día 17 llegaban a Barcelona tres ministros del gobierno español para negociar y consensuar una salida política a la proclama de Macià, lo que supuso la renuncia a la vía federalista. A cambio instauraba un poder autonómico, que adoptaba el nombre histórico de Generalitat de Cataluña, que había que dotar al país de un estatuto de autonomía, y que posteriormente debían refrendar los catalanes y aprobar las Cortes Españolas.

Cinco años más tarde, el 19 de julio de 1936, al inicio de la Guerra Civil española, una vez detenido el general Goded en el Palacio de la División, el presidente Companys ordenó que fuera conducido a su despacho del Palacio de la Generalitat. Companys le exigió que comunicara por radio la rendición y pidiera a los militares sublevados el cese de los combates. En un principio se negó a anunciar el fracaso del alzamiento militar, pero finalmente accedió. Por radio, comunicó su detención y libró de cualquier compromiso a sus soldados, para evitar más muertes. Acto seguido, el presidente Companys anunció que la rebelión había sido sofocada y elogió a las fuerzas institucionales y civiles que habían defendido el gobierno.

Décadas después, una vez muerto el dictador, el Palacio de la Generalitat vivió el retorno del presidente Josep Tarradellas el día 23 de octubre de 1977. En las primeras elecciones democráticas de 1977, en Cataluña el triunfo de los partidos políticos que incluían en sus programas reivindicaciones rupturistas y autonómicas fue abrumador. Para tomar la iniciativa política, el presidente español Adolfo Suárez reconoció la legitimidad histórica del presidente de la Generalitat en el exilio, que el 27 de junio viajó a Madrid donde se entrevistó con Suárez y con el rey Juan Carlos I. Tarradellas negoció así el restablecimiento formal de la Generalitat al margen de la Asamblea de Parlamentarios votados en las elecciones del 197. El 23 de octubre de 1977, Tarradellas llegó a Barcelona y una vez en el balcón de la Generalitat pronunció unas palabras que han pasado a la historia: "Ciudadanos de Cataluña, ya estoy aquí". Al día siguiente, en presencia de Adolfo Suárez, tomó posesión del cargo de presidente de la Generalitat provisional.

Localización: Plaza de Sant Jaume, 4 || Coordenadas: (LAT, LONG): 41.382753833, 2.176842047

  • Periodos:
  • II República
  • Guerra Civil
  • Dictadura
  • Transición
Memoriabcn