Memoriabcn

Barrios de Barcelona: Historia del s. XX

Gòtic y Raval

SITIOS DE LA RUTA


El Parque de Artillería de las Drassanes -antiguas atarazanas- fue uno de los últimos lugares donde fueron vencidos los militares sublevados el 19 de julio de 1936, cuando se produjo el alzamiento que significó el inicio de la Guerra Civil española. Los enfrentamientos en este punto duraron más de 24 horas.

La mañana del 19 de julio de 1936, con el ejército sublevado en la calle, algunos suboficiales de la guarnición de Parque de Artillería de las Drassanes que estaban afiliados a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) desobedecieron las órdenes de sublevación e intentaron hacerse con el control del cuartel desde el interior. Facilitaron la entrada al edificio de un grupo de anarquistas y se apoderaron de ametralladoras, fusiles y granadas. Esta acción obligó a los oficiales y soldados sublevados a refugiarse en otra parte del edificio. El armamento incautado, entregado a los fieles a la República, sería de gran utilidad para el acoso de las Dependencias Militares y Drassanes siendo este último el último emplazamiento que se rindió.

El hecho de que el cuartel de Drassanes recibiera el apoyo de las Dependencias Militares (actualmente el edificio del gobierno militar) y de unas ametralladoras colocadas en la base del monumento a Cristóbal Colón, conllevó a los partidarios de la República una gran dificultad poder conquistarlo. Durante la noche del mismo día 19, los anarquistas avanzaron posiciones y colocaron barricadas frente al cuartel para poder realizar el ataque definitivo a las Drassanes la madrugada del día 20.

Ya por la mañana del día 20, un grupo de asalto llegó hasta la puerta trasera del edificio e inició el ataque, el cual fue rechazado por una ametralladora, ocasionando una veintena de bajas entre guardias y ciudadanos. Acto seguido, este grupo de asalto recibió la ayuda de los que habían tomado, momentos antes, las Dependencias Militares. El teniente José M. Colubí, que se encontraba al frente del cuartel, accedió a la rendición con la condición de ser entregado, junto con sus soldados, a las fuerzas de orden público. Sin embargo, los asaltantes no respetaron el acuerdo y mataron al teniente ya otros soldados como venganza por la muerte, durante el asalto al cuartel, de Francisco Ascaso, líder anarcosindicalista de la CNT-FAI, sin que las fuerzas de orden público pudieran controlar la situación.

Terminada la guerra, una parte de los cuarteles fue derribada. Desde el año 1941 el edificio de las antiguas atarazanas acoge la sede del Museo Marítimo de Barcelona.

Localización: Avenida Drassanes, s/n || Coordenadas: (LAT, LONG): 41.375955150, 2.175863402

  • Periodos:
  • II República
  • Guerra Civil
  • Dictadura
  • Transición
Memoriabcn