Memoriabcn

Barrios de Barcelona: Historia del s. XX

Eixample dret

SITIOS DE LA RUTA


Esta plaza, uno de los centros neurálgicos del centro urbano, ha sido escenario de varios episodios históricos a lo largo del siglo XX. En julio de 1936, cuando se produjo el levantamiento militar en contra del gobierno republicano, aquí tuvieron lugar duros enfrentamientos entre los soldados sublevados y las fuerzas leales a la República. Posteriormente, durante la dictadura franquista, la plaza fue testigo de manifestaciones en contra del régimen, como las de 1951 y 1957 en protesta por el aumento del precio del billete de tranvía. Por otro lado, el edificio de la Universitat de Barcelona vivió diferentes actos en contra del régimen franquista protagonizados por el combativo movimiento estudiantil surgido a mediados de la década de 1950.

El 19 de julio de 1936, un escuadrón de caballería proveniente del cuartel de la calle de Tarragona ocupó la plaza de la Universitat sin resistencia. Allí debía enlazar con un regimiento de infantería del cuartel del Bruc de Pedralbes, que tenía por objetivo llegar a la plaza de Catalunya. Pronto se iniciaron los enfrentamientos armados entre los militares rebeldes y las fuerzas republicanas. Para sofocar la revuelta había que recuperar tanto la plaza de Catalunya como la plaza Universitat y las fuerzas gubernamentales optaron por aislar ambos emplazamientos, para que los facciosos no recibieran refuerzos. A primera hora de la tarde, una unidad de la Guardia Civil, que se había mantenido fiel a la República, entró en la plaza por la calle de Aribau y, tras una hora de conversaciones, logró que los militares se rindieran. El alzamiento militar fue sofocado en Barcelona y otras ciudades de todo el estado, dando pie al inicio de la Guerra Civil española.

Años más tarde, durante la dictadura del general Franco, este punto de la ciudad fue escenario de protestas ciudadanas en contra del régimen, muchas de ellas encabezadas por estudiantes de la Universitat de Barcelona que tiene su sede principal en la plaza. La instauración de la dictadura franquista representó un período de gran represión en el ámbito universitario con la depuración del profesorado, la eliminación de la autonomía universitaria y el genocidio hacia la cultura y la lengua catalanas en la vida académica. Para dar respuesta a esta represión, el 9 de febrero de 1946 la sección universitaria del Front Nacional de Catalunya -organización armada antifranquista- colocó un artefacto explosivo en la capilla del edificio de la Universitat coincidiendo con el acto para conmemorar la muerte de estudiantes franquistas durante la Guerra Civil. La acción continuó días después con la colocación de cartuchos de dinamita en los locales del Sindicato Español Universitario (SEU) que estaban en el mismo edificio. Como represalia, varios estudiantes considerados catalanistas fueron interrogados y maltratados sin pruebas de su culpabilidad.

En 1951 los estudiantes universitarios encabezaron las multitudinarias manifestaciones en contra del aumento del precio del billete de tranvía, que subió un 40% en Barcelona mientras que en Madrid no fue modificado. En una época de carestía y bajos salarios, se hizo un llamamiento a la ciudadanía a hacer boicot al tranvía. El 25 de febrero se produjeron enfrentamientos entre la policía y los estudiantes en la plaza de la Universitat, así como en otros centros universitarios como la Facultad de Medicina y la Escuela Industrial. Tras varios días consecutivos de boicot, las autoridades bajaron el precio del billete y la ciudadanía vio como el régimen claudicaba ante su presión por primera vez.

En enero de 1957 un nuevo boicot contra los tranvías, por la misma razón que en el año 1951, provocó graves disturbios en la plaza que acabaron con la ocupación del edificio de la universidad por parte de estudiantes que quemaron los retratos de Franco y de José Antonio y profirieron gritos contra el régimen. La policía entró en el edificio a caballo para desalojarlo. Esta vez la participación de estudiantes en las protestas fue aún más intensa, abriendo una nueva etapa en el movimiento estudiantil, muy reforzado a partir de 1955 y convertido en uno de los sectores organizados más combativos del antifranquismo.

Ya en la década de 1960, el aumento del número de estudiantes provocó que la oposición antifranquista aumentara dentro de la universidad, estableciendo complicidades con la parte más catalanista de la Iglesia y con otros sectores de la sociedad: intelectuales, movimiento vecinal, etc. Esta nueva ola antifranquista universitaria culminó con la creación del Sindicat Democràtic d’Estudiants de la Universitat de Barcelona (SDEUB) el año 1966 en el Convent dels Caputxins de Sarrià. Durante los años siguientes, el movimiento estudiantil se convertiría en una de las principales preocupaciones del régimen, el cual endureció la represión contra la militancia de los universitarios.

Localización: Plaza de la Universitat || Coordenadas: (LAT, LONG): 41.383860040, 2.162858939

  • Periodos:
  • II República
  • Guerra Civil
  • Dictadura
  • Transición
Memoriabcn