Memoriabcn

Barrios de Barcelona: Historia del s. XX

Les Corts y Eixample esquerre

SITIOS DE LA RUTA


Durante la Guerra Civil, este antiguo convento fue confiscado por la Generalitat de Cataluña, que lo destinó a Correccional General de Mujeres. En 1939 el edificio pasó a manos de las autoridades franquistas que continuaron utilizándolo como prisión femenina hasta el año 1955.

El convento y asilo femenino de las monjas dominicas, conocido como Asil del Bon Consell, fue incautado por el Comité de Prisiones de la Generalitat en octubre de 1936 para acoger las reclusas de la cárcel de la calle de la Reina Amalia, derribada ese mismo año. A pesar de que se proyectó desde una óptica humanista, se llegó a acumular un número excesivo de presas que comportó grandes penurias. Tras los “Fets de Maig” (Hechos de Mayo) de 1937, con la represión de los sectores marxistas y de los sindicatos de trabajadores, se confinaron mujeres militantes del POUM y de la CNT, que compartieron el espacio con presas de ideología derechista o antirrepublicana encarceladas en el contexto de la guerra.

En 1939, con la ocupación de Barcelona, la cárcel pasó a manos de las fuerzas franquistas que cedieron su su gestión a dos órdenes religiosas: primero las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl y luego las Mercedarias. La cárcel tenía capacidad para acoger hasta 150 personas pero entre enero y octubre de 1939 pasaron por ella hasta 3267 mujeres, la mayoría presas políticas. El número máximo de concentración se alcanzó en agosto de 1939 con 1.763 mujeres y 43 niños. Las condiciones de vida en prisión empeoraron sustancialmente con la masificación. Faltaba espacio, la comida era escasa y las condiciones higiénicas, deplorables, las presas sólo se podían duchar cada ocho o diez días. También había falta de material sanitario que impedía que los niños pudieran ser atendidos correctamente. Esta falta de condiciones sanitarias fomentó la aparición de tifus, tuberculosis y sarna, que provocaron una alta mortalidad infantil. Durante el franquismo, once presas de Las Corts fueron condenadas a muerte y fusiladas en el Camp de la Bota.

En 1955 la prisión de Les Corts fue desalojada y sus reclusas trasladadas, primero en la Modelo y luego a la prisión de la Trinitat. Dos años después el edificio fue recuperado por las monjas dominicas y lo vendieron a una inmobiliaria que lo derrocó para construir unos grandes almacenes y edificios de viviendas. No quedó rastro de la existencia de la antigua prisión.

En 2010, el Ayuntamiento de Barcelona instaló una pequeña placa recordando a las reclusas que habían pasado por aquella prisión y a sus hijos. Poco después surgió un movimiento vecinal y asociativo para reivindicar la memoria de las mujeres antifranquistas que habían sido encarceladas en Les Corts. Se señalizó el lugar con nuevos paneles que contenían información histórica y desde entonces se organizan anualmente varias conmemoraciones y reivindicaciones ciudadanas. En 2019 se inaugurará un monumento memorial en la esquina de las calles Europa y Joan Güell.

Más información en: www.presodelescorts.org/es

Localización: Avenida Diagonal, 617 || Coordenadas: (LAT, LONG): 41.387988193, 2.128024454

  • Periodos:
  • II República
  • Guerra Civil
  • Dictadura
  • Transición
Memoriabcn